Foro Permanente Ciudadano Por la Salud de los Pueblos

Foro Ciudadano de Salud

Entre sus principios el  Foro, se basa en la solidaridad entre los pueblos y las personas promoviendo la justicia social y la autodeterminación.

 

Adopta y fortalece los principios de los derechos de mujeres, hombres, niñez, adolescencia, juventud, adultos y adultas mayores, diversidad sexual, personas con capacidades diferentes y migrantes, a través de un Estado que garantice la salud como un derecho humano y a la vida.

Impulsa  la real participación ciudadana para el debate público, que conlleve al planteamiento de soluciones a los problemas de salud desde el enfoque de “otra salud es posible”.

Propugna el equilibrio etno/cultural, territorial, de género y ciclos continuos de vida en el acceso universal a la salud. Estimula y adopta los contenidos y prácticas de la medicina tradicional e indígena de los cuatro pueblos de Guatemala como elementos básicos y necesarios para la salud comunitaria.

 

Entre las finalidades del foro, se encuentran: Exigir la ineludible responsabilidad de un Estado que garantice el derecho humano a la salud. Apoyar y fortalecer la real participación popular, comunitaria, gremial y académica en la búsqueda de la satisfacción de las necesidades para el bienestar/buen vivir y la salud bajo el enfoque de que “otra salud es posible y necesaria.” Promover e incidir en las Políticas Públicas, para que estas den respuesta a los condicionantes que garanticen el bienestar y buen vivir de la población en lo político, social, cultural y económico.

 

La incidencia en la política pública tomará los elementos que realce y privilegie, lo político, lo cultural, lo ideológico y sobre todo  restablezca los principios básicos de la convivencia para el pleno desarrollo de la ciudadanía[1] en todos sus aspectos. Utilizando los instrumentos que considere necesarios, estos podrán ser de índole presencial, tales como talleres, cursos, diálogos, conversatorios, entre otros; o bien, realizados a través de producción documental, propuestas y denuncias, entre otros.

 

Y finalmente, entre sus atribuciones están: Promover la participación  de los pueblos para crear ciudadanía en salud incluyente y que permita contar con los mecanismos para construir salud en los niveles individuales, familiares y comunitarios, así como denunciar la ineficacia de la gestión en salud, la falta de transparencia y señalar a los mercaderes privados de la salud.

 
[1] No se refiere a la metáfora legalista de lo que es la ciudadanía. Es en el sentido más amplio de ser ciudadano y ciudadana con el verdadero goce de sus derechos.